FUENTE ORIGINAL:http://www.yadvashem.org/yv/es/holocaust/faqs.asp
  • ¿Cómo trataron los nazis a los judíos durante los primeros años de su gobierno?

  • ¿Qué fue la “Kristallnacht”?

  • ¿Cómo reaccionaron los judíos de la Alemania nazi ante su persecución previa al estallido de la guerra?

La comunidad judía de Alemania, la primera de las víctimas del régimen nazi, era una de las más arraigadas de Europa. Hasta el año 1933, muchos consideraban a los judíos alemanes el modelo virtual del éxito de la emancipación y de la creativa interacción de los judíos con el entorno. La mayoría de ellos, se consideraba tan alemán como cualquiera de sus vecinos cristianos. Alrededor de doce mil habían muerto en los campos de batalla de la Primera Guerra Mundial luchando por los intereses y por el honor de su amado país.

Durante los primeros días del régimen nazi, no concebían que alguien pudiera despojarles de sus derechos como alemanes y de su identidad, que pudieran convertirse en parias en su propio país. “Alemania sigue siendo Alemania”, declaraba un artículo editorial en el periódico publicado por la Asociación Central de Ciudadanos Alemanes de Fe Judía, la organización que representaba a la mayor parte de la comunidad judía. “Nadie podrá privarnos de nuestra patria y lugar de nacimiento”. Desde el otro lado de la división ideológica, los sionistas alemanes, más pesimistas acerca de la posibilidad de una síntesis de alemanes y judíos, parecían estar más en consonancia con los tiempos que corrían. Sin embargo, ni siquiera ellos llegaron a prever el alcance de la amenaza nazi para la existencia de los judíos.

Estos solían pensar que el ardor revolucionario del régimen nazi acabaría por extinguirse tras sus primeros meses en el gobierno y que su mordisco no resultaría ser ni la mitad de peligroso que su ladrido. En cierto modo, los que antes se percataron del peligro, fueron los miembros en activo del movimiento socialista y del comunista, doblemente expuestos a las persecuciones por motivos políticos y raciales.

Tras la perplejidad inicial, la comunidad judía comenzó a reorganizarse conforme a las nuevas circunstancias. En abril de 1933, se creó el Comité Central para la Ayuda y la Reconstrucción, que coordinaba la amplia gama de actividades de asistencia social a la acosada comunidad judía. El 17 de septiembre de 1933, nació la Representación Nacional de los Judíos de Alemania y asumió la responsabilidad de su representación política en conjunto.

Al ser una pequeña minoría de un país que se hallaba bajo la batuta de un violento régimen autoritario, la comunidad judía alemana no tenía la capacidad necesaria para organizar ninguna clase de oposición política frente a los nazis. Sus esperanzas de que el estatus de los judíos en Alemania pudiese acordarse de una forma aceptable por medio de negociaciones entre los dirigentes judíos y el régimen nazi resultaron vanas. Lo único que podían hacer los dirigentes judíos era ocuparse de la vida interna de la comunidad. Uno de los resultados obtenidos fue el logro de una mayor conciencia judía y la consolidación de los lazos internos de solidaridad, durante un período en el que se hallaban sometidos a una terrible persecución.

A la vez que aumentaba su aislamiento, las organizaciones judías centraban sus esfuerzos en el trabajo de asistencia social y de ayuda al necesitado. Establecieron un sistema educativo para los niños que habían sido expulsados de las escuelas alemanas. Fomentaron la educación de los adultos y fundaron el Kulturbund, una organización en la que los artistas judíos pudieron expresarse.

Hacia la mitad de la década de los 30, las organizaciones judías fomentaban cada vez más las actividades que alentaban a emigrar. Distribuyeron información sobre varios países de destino y se ofrecieron clases de idiomas y de oficios. Esta amplia gama de actividades continuó hasta que se produjo el pogromo en noviembre de 1938. Después, los nazis establecieron un límite y las organizaciones judías sólo pudieron continuar con un número reducido de ellas.

  • ¿Por qué no pudieron marcharse más judíos de Europa antes del comienzo de la guerra?

  • ¿A qué países emigraron los judíos del Reich antes del estallido de la guerra?

Durante los primeros años del régimen nazi, la mayoría de los judíos alemanes que emigraron, se marcharon a países europeos vecinos y al Mandato británico en Palestina. Sin embargo, después de 1936 y especialmente en 1938, el panorama cambió bastante. A lo largo de este período, como se complicaba la emigración de los refugiados a Palestina y a la mayoría de los países europeos, y la situación de los judíos en Alemania empeoraba, estos comenzaron a plantearse irse a destinos más lejanos, sobre todo a Sudamérica. Además, como la difícil situación de la comunidad judía en Austria se hizo aún más desesperada tras la anexión del territorio por parte los nazis, en marzo de 1938, y el pogromo de la Kristallnacht, en noviembre, que afectaron a los judíos de todo el Reich, Estados Unidos y Gran Bretaña suavizaron sus prácticas restrictivas.

En su intento desesperado por escapar de la encerrona nazi, los refugiados judíos de Alemania y Austria se marchaban adónde pudieran. Algunos viajaron hasta Shangai, uno de los pocos lugares que aceptaba inmigrantes con toda libertad. Otros intentaron llegar clandestinamente a Palestina para eludir las restricciones de los británicos a la inmigración judía.

Se calcula que entre 1933 y 1939 cerca de trescientos sesenta y seis mil judíos emigraron de la Gran Alemania. Sus destinos fueron principalmente: Estados Unidos, Palestina, Latinoamérica, Shangai y varios países del Oeste de Europa.

  • ¿Cuándo y cómo decidieron los nazis asesinar a los judíos que estaban bajo su control?

Se desconoce la fecha exacta en la que se tomó la decisión política nazi de asesinar a todos los judíos. No se ha hallado ningún mandato escrito por Hitler que revelase ese propósito, aunque existen muchos documentos que atestiguan la planificación y ejecución de dicha política. Hoy en día, existe un consenso entre los historiadores que antes del comienzo de la guerra los nazis no tenían un plan definitivo para asesinar a los judíos de Europa. La política que exigía la muerte de todos los judíos, conocida con el nombre de “Solución Final”, se desarrolló en realidad durante la guerra.

En el momento en el que se produjo la conquista alemana de Polonia, en otoño de 1939, los nazis traspasaron la línea existente entre las anteriores formas de discriminación y los asesinatos masivos. Estos se produjeron en los territorios ocupados donde vivían la mayoría de los judíos polacos, lo que ocasionó la muerte de miles de ellos durante los últimos meses de 1939. Con la invasión de la Unión Soviética el 22 de junio de 1941, se pusieron en marcha operaciones para el asesinato de judíos a mayor escala. Al principio, formaciones armadas alemanas comandadas por unidades especiales de las SS, conocidas con el nombre de Einsatzgruppen, junto a voluntarios locales, comenzaron a fusilar a varones judíos y dirigentes políticos comunistas, de forma masiva y sistemática.

El 31 de julio de 1941, Hermann Göring, el lugarteniente de Hitler, puso en manos del “número dos” de las SS, Reinhard Heydrich, la responsabilidad de ejecutar la “Solución Final a la Cuestión Judía en Europa”. A mediados de agosto, durante la visita del jefe de las SS, Heinrich Himmler, a los nuevos territorios soviéticos ocupados, los alemanes incluyeron a mujeres y niños judíos entre los objetivos de sus asesinatos. Poco después, comenzaron los experimentos con gas Zyklon B para usarlo como método de asesinato masivo. Los experimentos se realizaron en Auschwitz, en prisioneros de guerra soviéticos.

La deportación de los judíos del Reich comenzó a mitad del mes de octubre de 1941 y un edicto aprobado pocos días después prohibió la emigración de los judíos que se hallasen en su territorio. En octubre se eligió también la ubicación de los primeros campos de exterminio. A comienzos de diciembre, se puso en funcionamiento Chelmno, el primero de ellos. Allí, comenzaron a asesinar a los judíos en camiones sellados empleando gas. Mientras tanto, en Serbia, Rumania y el territorio ocupado por ésta, conocido con el nombre de Transnistria, decenas de miles de judíos fueron aniquilados por diversas formaciones nazis y por sus aliados. El asesinato de judíos revestía, por tanto, numerosas formas.

Durante una reunión celebrada el 12 de diciembre, entre Hitler y su círculo más cercano, se discutió acerca del asesinato de los judíos de la Unión Soviética y de las nuevas operaciones contra los judíos de Alemania. La celebración de esta reunión deja claro que Hitler participó personalmente en el desarrollo de esta política. A comienzos de diciembre, se convocó una reunión en Wansee por iniciativa de Heydrich para coordinar el asesinato de judíos que ya habían puesto en marcha. Sin embargo, la reunión se pospuso hasta el 20 de enero de 1942 debido al ataque japonés a Pearl Harbour. Estos sucesos indican que la “Solución Final” se consolidó durante la segunda mitad de 1941, y que Hitler, Göring, Himmler, Heydrich y otros líderes nazis fueron parte integrante del proceso de toma de decisiones que condujo al asesinato masivo de los judíos.

  • ¿Cuáles fueron los guetos más grandes? ¿Cuántos judíos estuvieron confinados en ellos? ¿Cuándo se cerraron?

El gueto más grande se hallaba en Varsovia y llegó a albergar hasta 445.000 judíos. Después de las deportaciones masivas a Treblinka, en verano de 1942, y tras las dos revueltas ocurridas en enero y abril de 1943, fue liquidado en mayo de ese mismo año. El gueto de Lodz albergaba a más de ciento sesenta mil judíos en su momento de máxima ocupación. Éste fue erradicado de forma gradual; con una primera serie de deportaciones a Chelmno que se produjo entre enero y mayo de 1942; con las siguientes, principalmente a Chelmno y Auschwitz-Birkenau y en su aniquilación final el 30 de agosto de 1944. El gueto de Lwow albergaba a cerca de ciento diez mil personas en el momento de su apertura, en noviembre de 1941. Sus últimos miles de habitantes fueron trasladados en junio de 1943, tras la deportación de los demás a Belzec y Janowska donde fueron exterminados. En el gueto de Minsk se hallaban confinados cien mil judíos de esta ciudad, de los pueblos y aldeas de los alrededores y del Reich. Se cerró el 21 de octubre de 1943, después de los fusilamientos de la mayoría de los habitantes judíos en Maly Trostenets y Tuchinka. En el verano de 1941, antes de la creación del gueto, se sometió a los 57.000 judíos de Vilna a una oleada de asesinatos masivos. Finalmente se construyeron dos; uno para los débiles y otro para los fuertes. Se vació el de los débiles y sus habitantes fueron ejecutados en Ponar. Algunos de los habitantes del segundo gueto corrieron la misma suerte. Esta oleada de asesinatos finalizó en diciembre de 1941 y los judíos restantes, alrededor de veinte mil, vivieron en el gueto de Vilna hasta el fracaso de la revuelta allí realizada. El 23 de septiembre de 1943, los últimos miles de judíos que quedaban con vida fueron enviados a campos de Estonia. El gueto de Bialystok que en un principio albergaba a cincuenta mil judíos, fue aniquilado el 16 de agosto de 1943. Durante la liquidación, se produjo un enfrentamiento armado de la Resistencia judía contra los alemanes.

  • ¿En qué condiciones se vivía en los guetos?

En Polonia, la mayoría de los judíos estaban arruinados a causa de los decretos dictados contra ellos por las autoridades, aún antes de llegar a los guetos. En los territorios ocupados de la Unión Soviética, los guetos se crearon después de que padeciesen una oleada de asesinatos masivos. Dentro de los propios guetos, los nazis confiscaban casi todas las pertenencias que les quedaban, y les denegaban el acceso incluso a las necesidades cotidianas básicas. Los guetos normalmente se hallaban en las zonas más pobres de las ciudades y de los pueblos. El espacio físico en el que se les confinaba, estaba abarrotado de gente, y se prohibía entrar en las “zonas de vivienda de los judíos” a aquellos que no lo fueran. Muchos guetos estaban rodeados por muros o verjas para imponer el aislamiento a los judíos y la separación de sus vecinos y del mundo exterior. Los guetos fueron concebidos como lugares de concentración temporal sometidos a una estrecha vigilancia, en los que la capacidad de trabajo de los judíos sería explotada hasta que un futuro cambio de política conduciría a su expulsión.

En la mayoría de los guetos, los judíos se hallaban en condiciones horribles. El hacinamiento, la falta de higiene, el hambre extrema y la carencia de medicamentos básicos, fueron el origen de epidemias en muchos guetos. Las duras condiciones y las largas jornadas de trabajos forzados debilitaban aún más a los judíos. En el gueto de Varsovia, el más grande de todos ellos, cerca de ochenta y cinco mil judíos, alrededor de un veinte por ciento de la población, murieron a causa de las condiciones en las que vivían, antes incluso de que los nazis comenzasen a deportarlos a campos de exterminio. En otros guetos es evidente que se produjeron porcentajes similares de fallecidos, e incluso en aquellos lugares en los que las condiciones fueron, en cierto modo, mejores, el sufrimiento fue inmenso.

  • ¿Cómo soportaron los judíos las condiciones del gueto?

Aunque la vida de los judíos se hallaba bajo el férreo control de las autoridades alemanas, estos hicieron todo lo posible por salir adelante. Emplearon todos los medios legales a su alcance, e incluso los “ilegales”, para enfrentarse a las difíciles condiciones a las que se hallaban sometidas sus vidas dentro de los guetos. Los Consejos Judíos se encargaban del alojamiento, repartían comida y proporcionaban asistencia social, cuidado infantil, ayuda al refugiado y otros servicios, estirando al máximo sus escasos recursos, más allá incluso de sus capacidades. En algunos guetos se crearon organizaciones de asistencia social autónomas para hacer frente a necesidades semejantes y los partidos políticos y los movimientos juveniles se organizaron de forma clandestina para proporcionar ayuda complementaria y apoyo moral a sus miembros. Las familias y los amigos trataban de ayudar a los suyos lo más posible.

Muchos judíos de un gran número guetos, se dieron cuenta por si mismos y también colectivamente, de que los nazis los tenían acorralados. Si obedecían sus normas de los nazis terminarían por morir antes de tiempo, de hambre o a causa de alguna enfermedad. Si les sorprendían infringiendo las normas, mientras introducían de forma clandestina comida, suministros o información, se enfrentaban a una muerte segura. La política nazi sobre el castigo colectivo supuso que mucha gente inocente pagase por los actos de una sola persona, especialmente, sus familiares más cercanos. Esta política resultó una pesada carga para los judíos. No obstante, en muchos casos, estos prefirieron convertirse en “proscritos” mientras luchaban por la subsistencia.

  • ¿Qué eran los Einsatzgruppen y qué papel desempeñaron en el asesinato de judíos?

Einsatzgruppen significa “destacamentos especiales”. Las SS crearon esas unidades antes de invadir Austria, Checoslovaquia, Polonia y la Unión Soviética. La misión de los Einsatzgruppen en Polonia era sembrar el terror entre la población local y asesinar a todo aquel que las SS considerasen indeseable. Los Einsatzgruppen con peor fama fueron creados antes de la invasión de la Unión Soviética, en junio de 1941. Estaban divididos en cuatro unidades y subunidades y su tarea fundamental era destruir lo que ellos consideraban que era la infraestructura ideológica de la Unión Soviética; comisarios políticos, miembros del Partido Comunista y, sobre todo, judíos. La inmensa mayoría de los comandantes de esas unidades, poseían un título universitario y tenían un firme compromiso con el establecimiento de la utopía nazi, o lo que es lo mismo, de una sociedad sin judíos, racial e ideológicamente pura.

Los Einsatzgruppen avanzaban dentro de la Unión Soviética junto al ejército alemán. Allá donde se detenían, reunían y disparaban a sangre fría a todos los judíos que hallaban a su paso (al principio a los varones, poco después, también a las mujeres y los niños). Escribieron informes diarios detallados, sobre la mayoría de sus actividades y aún existen copias de esos documentos. Según sus propios informes que se hallan incompletos, mataron a alrededor de novecientos mil judíos y fueron ayudados por otras unidades en el asesinato de cerca de seiscientos mil más.

  • ¿Qué unidades alemanas participaron en el asesinato de judíos?

Casi todas las clases de la sociedad alemana participaron directa o indirectamente en el asesinato de los judíos. A la Conferencia de Wansee, en la que se coordinó la Solución Final, acudieron representantes de los principales departamentos y ministerios del gobierno. A la cabeza de los asesinatos se hallaba la SS a menudo en cooperación con otras entidades, entre ellas; brigadas de la SS, formaciones de policía, unidades de las fuerzas armadas alemanas, unidades formadas por extranjeros que se habían alistado a éstas y, de vez en cuando, grupos insólitos como cuadrillas de obreros y músicos. Alrededor de un millón y medio de judíos fueron fusilados por los Einsatzgruppen y sus seguidores. Millones de judíos de toda Europa fueron asesinados en campos de exterminio comandados por la SS. La comunidad judía de Serbia en su totalidad fue aniquilada en una operación conjunta del ejército regular alemán y la SS. En el territorio que se encontraba bajo dominio rumano, la 11ª división del Ejército alemán participó a fondo en los asesinatos, junto al Einsatzgruppe D, a las unidades militares y los civiles rumanos y las milicias locales ucranianas. Cientos de miles murieron en campos de trabajos forzados y campos de concentración que se hallaban bajo el mando de la SS o en guetos. A las decenas de miles que intentaron escapar del encarcelamiento se los buscó uno a uno, sin descanso, por medio de la SS y de otras formaciones armadas alemanas, hasta darles caza.

Otras autoridades gubernamentales y civiles alemanes participaron también en el proceso de asesinato. Por toda Europa del Este, los guetos estaban dirigidos normalmente por administraciones civiles alemanas que contaban entre sus filas con abogados, ingenieros, médicos y otros funcionarios.

Los industriales alemanes explotaron a millones de trabajadores por medio de trabajos forzados. El porcentaje de defunciones entre los trabajadores judíos, que se hallaban en la parte más baja de la escala social dentro de los campos y las fábricas, era sorprendentemente elevado. La deportación de judíos a los campos y los traslados entre ellos, no hubieran podido llevarse a cabo sin el esfuerzo conjunto de la red de ferrocarriles alemana, por ejemplo. En todas las fases de los asesinatos colaboraron voluntariamente muchos civiles que no eran alemanes. En ninguna de ellas faltaron personas dispuestas a participar en el asesinato de judíos.

  • ¿Qué eran los camiones de gas?¿Cuándo y dónde fueron utilizados?

Los furgones de gas eran camiones usados para asesinar por asfixia tanto a judíos como a otras personas. Al principio, el monóxido de carbono producido por la combustión de la gasolina de los motores de los camiones se reconducía a cámaras selladas. El primer experimento con camiones de gas se realizó en niños con enfermedades mentales en Kochanówka, cerca de Lodz, en 1940. Más tarde, en septiembre de 1941, fueron asesinados prisioneros de guerra soviéticos reconduciendo el humo producido al compartimento sellado del propio camión en Sachsenhausen. Dos meses después, en la Unión Soviética comenzaron a utilizarse camiones de gas como parte del plan para el asesinato de judíos encabezado por los Einsatzgruppen. En el campo de exterminio de Chelmno, puesto en funcionamiento en diciembre de 1941 se usaban tres camiones de gas para los asesinatos. Estos también se emplearon, por ejemplo, a comienzos de 1942, en el campo de Sajmiste cerca de Belgrado, en Serbia, los judíos – sobre todo mujeres y niños – fueron asesinados por este método. En total, los camiones de gas se utilizaron en el asesinato de cerca de setecientas mil personas, la mitad de ellas en Chelmno.

  • ¿Quién construyó las cámaras de gas? ¿Qué tipo de gas se utilizaba para matar a los judíos? ¿Quién se lo proporcionaba?

En los campos de exterminio construidos en el marco de la “Operación Reinhard” (Belzec, Sobibor y Treblinka) el primero de los gases empleados para asesinar fue el monóxido de carbono, producido por motores de gasolina o liberado de recipientes herméticos especiales. En Majdanek se usaron varias clases. En septiembre de 1941, comenzaron en Auschwitz los experimentos para el uso de Zyklon B, una forma de cianuro de hidrógeno o ácido cianhídrico. El granulado usado para producir el gas era suministrado por DEGESCH (una cooperativa alemana fabricante de pesticidas) dirigida por I. G. Farben. También se lo proporcionaban Tesch Stabenow Co. de Hamburgo,. La cámara y los crematorios de Auschwitz, ya perfeccionados, fueron construidos por J.A. Topf und Söhne, de Erfurt, Alemania.

  • ¿Qué eran los campos de concentración? ¿Cuándo se pusieron en funcionamiento y cuál era su objetivo?

Inmediatamente después de hacerse con el poder, los nazis construyeron campos en los que encarcelaron y trataron de forma brutal a aquellos que consideraban opositores al régimen; comunistas, socialistas, líderes sindicales y cualquiera que supusiese una “amenaza”. Esos campos fueron diseñados para acabar con la oposición e infundir temor entre la población y asegurarse de que no surgirían más opositores. El primer campo de concentración se puso en funcionamiento el 23 de marzo de 1933, en Dachau, dos meses después de que Hitler fuese nombrado Canciller de Alemania. Dachau se convirtió en el campo de entrenamiento para los guardias de las SS. Su primer comandante, Theodor Eicke, sentó numerosos precedentes en lo referente a brutalidad, que más adelante continuaron por todo el sistema del campo, que aún se hallaba en expansión. Entre los campos más importantes construidos en la Gran Alemania, se encontraban; Buchenwald, Mauthausen, Neuengamme, Ravensbrück y Sachsenhausen.

En la fecha en la que se produjo la anexión de Austria y aún más, durante el pogromo contra los judíos de Alemania, en noviembre de 1938 (Kristallnacht), no se encarcelaba ya a las personas principalmente por sus acciones, sino por motivos raciales. Al mismo tiempo que conquistaban cada vez más y más territorios, los nazis expandieron el sistema del campo y lo emplearon como un instrumento más en su plan para reorganizar la sociedad europea conforme a la herencia racial. También fueron encarcelados en los campos otras personas que el régimen consideraba problemáticas por motivos sociales, entre ellos había homosexuales, testigos de Jehová, delincuentes comunes, hombres que habían luchado con las Brigadas Internacionales en la Guerra Civil Española e incluso amantes de la música jazz.

Los trabajos forzados fueron siempre un componente más del sistema del campo de concentración y con el paso del tiempo, se fueron convirtiendo en una parte central de éste. De hecho, los nazis no los llamaban a todos “campos de concentración”, unos fueron escogidos para servir de campo de trabajo o de trabajos forzados, otros de tránsito y algunos de intercambio. Muchos prisioneros murieron en ellos, sobre todo durante la guerra, a causa de las inhumanas condiciones de trabajo, la crueldad de su personal y las terribles condiciones físicas en las que se encontraban. A comienzos de la Solución Final, se construyeron seis campos de exterminio en los que se asesinaba de forma sistemática principalmente a judíos. En Croacia, el régimen Ustasha, aliado de los nazis, construyó un enorme campo de concentración y exterminio en Jasenovac, en el que fueron asesinados, sobre todo serbios aunque también judíos locales.

  • ¿Qué eran los campos de exterminio? ¿Cuándo se pusieron en funcionamiento y cuál era su objetivo?

Los campos de exterminio fueron construidos con el objetivo de convertirlos en lugares de asesinato masivo por métodos industriales. Millones de personas, casi en su totalidad judíos, fueron trasladados, por lo general, en tren. Disponían de personal encargado de llevar a cabo la masacre sistemática, por medio de una refinada maquinaria para matar. Se recogían los enseres de las víctimas, incluidos sus dientes de oro y su pelo, y las autoridades les otorgaban diferentes usos. Sus cuerpos eran incinerados en crematorios o en piras.

El primer campo construido con el fin específico de ser utilizado como campo de exterminio se hallaba en Chelmno (Kulmhof), Polonia. Se puso en funcionamiento el 8 de diciembre de 1941, tras el traslado allí de los judíos de los alrededores. Se utilizaron los furgones de gas para los asesinatos. Al final, cera de trescientas treinta mil personas, la mayoría de ellas judíos, fueron asesinados allí.

A comienzos de 1942, en el marco de la “Operación Reinhard” (Aktion Reinhard), los nazis comenzaron a matar a judíos en tres campos de exterminio: Belzec, Sobibor y Treblinka. La mayoría de los judíos de Polonia fueron asesinados en esos campos durante 1942 y 1943. En total, cerca de un millón setecientos mil judíos murieron en los campos de la Operación Reinhard. Majdanek era campo de concentración, campo de trabajo y centro de exterminio. A diferencia de los de aquellos, la mayoría de sus internos no eran judíos.

El campo de concentración de peor fama fue establecido en Auschwitz. Con el tiempo éste se convirtió en un enorme complejo formado por campos de trabajo y subcampos. El centro de exterminio se puso en funcionamiento en la primavera de 1942, tras la construcción de cámaras de gas de mayor tamaño en el cercano Birkenau (Auschwitz II). Muchos judíos fueron asesinados nada más llegar a Auschwitz, otros fueron destinados a trabajos forzados y cuando ya no podían continuar, eran enviados a Birkenau donde eran asesinados empleando gas. Finalmente, cerca de un millón de judíos y alrededor de cien mil polacos, gitanos, prisioneros de guerra soviéticos y gente de otras nacionalidades fueron asesinados allí.

  • ¿Qué eran las marchas de la muerte?

  • ¿Qué papel desempeñaron los gobiernos bajo el dominio alemán en el asesinato de judíos?

  • ¿Cómo trataron de ocultar los nazis las atrocidades que cometieron?

El primer método empleado por los nazis para camuflar el asesinato de los judíos fue el empleo de eufemismos en muchos de sus documentos, por ejemplo; “tratamiento especial”, en lugar de asesinato, y “evacuación”, en vez de deportación. Incluso el término “Solución Final” es un nombre en clave para referirse a la política de exterminio. Aquellos que participaban en las operaciones de asesinato estaban obligados a jurar que guardarían el secreto. Contaron diferentes mentiras a los judíos acerca de adónde eran trasladados cuando se les ordenaba prepararse para la deportación. Por lo general, les decían que iban a un “lugar mejor” donde tendrían que trabajar pero seguirían con vida.

A partir de junio de 1942, comenzó Aktion 1005, una operación especial para destruir las pruebas tangibles de los asesinatos. Una unidad especial, denominada Sonderkommando 1005, que se hallaba bajo el mando del oficial de las SS, Paul Blobel, supervisaba la incineración de los cadáveres de las víctimas en los campos de exterminio. Esas operaciones fueron cobrando importancia a la vez que los líderes nazis comenzaron a plantearse la posibilidad de que Alemania perdiese la guerra. A partir de junio de 1943, el Sonderkommando 1005 regresó a los lugares de exterminio en las zonas ocupadas de la Unión Soviética que databan, al menos, de junio de 1941 y trataron de borrar todo rastro de la existencia de fosas comunes quemando los restos en enormes piras. A veces, los encargados de llevar a cabo esta espantosa tarea eran los judíos que realizaban trabajos forzados. A pesar de que los nazis no lograsen borrar todo rastro de los asesinatos, en su esfuerzo por conseguirlo, dificultaron mucho la tarea de desvelar los detalles más precisos y la magnitud estadística de los crímenes cometidos.

Fuente original:http://www.yadvashem.org/yv/es/holocaust/faqs.asp
Anuncios