FUENTE ORIGINAL:http://www.yadvashem.org/yv/es/holocaust/faqs.asp
  • ¿Qué es el Holocausto?

El Holocausto fue el intento de los nazis de acabar con todos los judíos. Durante la Segunda Guerra Mundial, lograron matar a cerca de seis millones de judíos de toda Europa, gracias a la ayuda de numerosos colaboradores de diversas naciones. La discriminación nazi hacia los judíos empezó tras el ascenso al poder de Hitler en enero de 1933, fecha que muchos historiadores señalan como el comienzo del período del Holocausto.

El asesinato masivo y sistemático de judíos empezó poco después de la invasión de la Unión Soviética por los alemanes, en junio de 1941. De los fusilamientos se pasó al asesinato industrial, en los que se empleaba gas. Hacia el final de la guerra, en la zona de Europa que se hallaba bajo dominio nazi no quedaba prácticamente ningún judío.

Genocidio es un término legal, que implica la destrucción de los pilares fundamentales de grupos nacionales. Puede incluir, aunque no necesariamente, la aniquilación física del grupo. El Holocausto es una forma de genocidio, quizá la más extrema.

El término hebreo para designar el Holocausto, Shoah, es también cada vez más utilizado en otros idiomas.

  • ¿Por qué es tan importante para nosotros el Holocausto? ¿Es un acontecimiento único en la Historia?

El profesor Yehuda Bauer, de Yad Vashem y del Grupo de Trabajo para la Colaboración Internacional en la Enseñanza sobre el Holocausto dijo: “En el Holocausto del pueblo judío ocurrió algo sin precedentes, aterrador. Por primera vez en la sangrienta Historia de la Humanidad, en un estado moderno, en el centro de un continente civilizado, se puso en marcha una decisión cuyo objetivo era localizar, registrar, marcar, aislar de su entorno, desposeer, humillar, concentrar, transportar y asesinar a cada uno de los miembros de un grupo etnico aunque la pertenencia al grupo no siempre la definieron ellos mismos sino el asesino [por ejemplo, los conversos]. Estos no sólo se llevaron a cabo en el país en el que se originó el impulso genocida. No sólo se produjeron en el continente que deseaban controlar en primer lugar aquellos que los planearon. Con el transcurso del tiempo, se llevaron a cabo en cualquier parte del mundo, debido simplemente a motivos ideológicos”.

El Holocausto ocurrió en un mundo semejante al nuestro. Las ideas y los procesos que condujeron a él, la comisión de éste y las reacciones que produjo, evidentemente, atañen a toda la Humanidad. El Holocausto es una advertencia sobre la capacidad del hombre de cometer asesinatos a gran escala en nombre de una ideología, a pesar del boato que se da a la civilización.

  • ¿Quiénes fueron las otras víctimas del Nazismo? ¿Qué diferencias y similitudes existieron entre su destino y el de los judíos?

Muchas otras personas y pueblos fueron víctimas del régimen nazi por razones políticas, sociales o raciales. Los alemanes de izquierdas, incluidos comunistas, socialistas y líderes de los trabajadores, se encontraban entre los primeros en ser perseguidos debido a sus actividades políticas. Muchos de ellos murieron en campos de concentración, pero la mayoría fueron puestos en libertad, después de destrozarles el ánimo.

En octubre de 1939, Hitler ordenó el comienzo de un “programa de eutanasia” concebido para acabar con aquellos que hubiesen nacido con alguna discapacidad física o psíquica. Según la ideología nazi esas personas “no merecían vivir”. Entre 1939 y 1941, por todo el territorio del Reich fueron asesinados alrededor de cien mil niños y adultos (la mayoría alemanes), recluidos principalmente en seis centros que se hallaban bajo supervisión médica. La operación finalizó oficialmente en agosto de 1941, tras las protestas de las diversas iglesias. Después del cierre de los centros de eutanasia, su personal médico y operativo fue enviado a Polonia, donde se encargaron de crear y dirigir los campos de exterminio para judíos.

Otros alemanes fueron encarcelados por ser considerados “asociales”, entre ellos había homosexuales, delincuentes e inconformistas. A pesar de trataros con brutalidad, al contrario que en el caso de los judíos, no entraba en sus planes finalmente aniquilar a esas personas.

La ideología nazi consideraba a los Roma (gitanos) un problema social que debía solucionarse conforme a la reestructuración racial de la sociedad que habían diseñado. A comienzos de 1942, en algunos lugares persiguieron y asesinaron a gitanos nómadas, y en otros, eligieron como víctimas a aquellos que no eran nómadas. Durante la Segunda Guerra Mundial, entre 90.000 y 150.000 gitanos fueron asesinados en los países ocupados y Auschwitz Birkenau durante el transcurso del genocidio cometido por los alemanes.

Los nazis consideraban que una serie de pueblos de Europa, sobre todo, los que hablaban lenguas eslavas, eran racialmente inferiores pero no era sólo la ideología racial la que determinaba el modo en el que los nazis trataban a determinados grupos étnicos, también influía la realpolitik. Los eslovacos, croatas, búlgaros y algunos ucranianos, a pesar de su supuesta inferioridad, eran aliados de los nazis. Por otra parte dos millones de prisioneros de guerra rusos fueron asesinados a causa del racismo nazi y de su aversión al Comunismo por medio de un abandono intencionado, trabajos forzados, hambre y fusilamientos. Los nazis intentaron acabar con los polacos como nación, debido, principalmente, a sus planes para reorganizar Europa por razones políticas y raciales. Sin embargo, no estaba entre sus planes aniquilarlos. Los niños polacos con “aspecto alemán” serían criados como alemanes; los intelectuales y líderes asesinados para evitar rebeliones y al resto se les convertiría en esclavos.

  • ¿Cómo y cuándo se hicieron con el poder los nazis?

Hitler no se hizo con el poder por medio de un golpe de estado contra un gobierno elegido democráticamente, sino que lo logró de esa forma. Debido, en gran parte, a las continuas crisis sociales, económicas y políticas que vivió Alemania (especialmente después de 1929) y gracias a la habilidad de Hitler para dirigirse a diversos segmentos de la población con el mensaje que estaban deseando escuchar, él y su partido obtuvieron mayor número de votos que cualquier otro, en las diferentes votaciones celebradas en Alemania entre 1932 y 1933. Sin embargo, Hitler nunca fue elegido por una rotunda mayoría del electorado alemán, ni se le otorgó un claro mandato para que se convirtiera en un dirigente dictatorial del país. En realidad, durante las últimas elecciones democráticas, a pesar de ser el más votado, el porcentaje de votos del partido nazi se redujo de 37,3 del total, obtenido en las anteriores elecciones de 31 de julio de 1932, a 33,1 en las celebradas el 6 de noviembre de 1932. Hitler se hizo con el poder tras ser nombrado Canciller por el Presidente Hindenburg, el 30 de enero de 1933.

Una vez en el cargo, Hitler y sus acólitos no tardaron en ampliar sus poderes y desmontar la Constitución artículo por artículo. Un hecho crucial fue la promulgación de la denominada Ley de Habilitación que autorizaba al gobierno a dictar leyes sin tener que ser recurridas ante el Parlamento, ni ante el presidente. El 31 de marzo de 1933, se abolió la autonomía de los estados federados (Länder), por medio de una ordenanza. En cierto modo, la toma del poder por parte de los nazis se completó con la Ley contra la Creación de Nuevos Partidos Políticos (Gesetz gegen die Neubildung von Parteien) de 14 de julio de 1933 que convertía al partido nazi en el único partido legal de Alemania.

Fuente original:http://www.yadvashem.org/yv/es/holocaust/faqs.asp
Anuncios