El arte como memoria del Holocausto

Cuando tenía 7 años, su madre le dijo a Nelly que iban a encerrarse las dos en una habitación muy pequeña para que, aislada de todo, su imaginación se estimulase y pudiese escribir un bonito libro de cuentos.

Anuncios